Drama Música Cine Arte Fotografía

Drama Música Cine Arte Fotografía
Rayo Verde Radio Rayo Verde Página Rayo Verde Blog

4 mar. 2015

Acerca de la película El Patrón, Radiografía de un Crimen. Dirigida por Sebastián Schindel. Con Joaquín Furriel, Luis Ziembrowski. Guillermo Pfening y Mónica Lairana. Sobre un libro de Elías Neuman.

El Acorazado Argentino.  

En una de las escenas más gigantes del cine, unos marineros se niegan a comer carne podrida a la que lo obligan la situación de encierro y el maltrato de los oficiales del barco, lo que desatará un motín y provocará una película con las imágenes más potentes de la historia. La película habla de los despertares de la revolución en Rusia y se llama El Acorazado Potemkim, y su director fue Sergei Eisenstein.
En El Patrón, Radiografía de un Crimen, hay carne podrida. Abombada, de segunda, lavada y preparada para el engaño. Hay carne agusanada. Y hay una rebelión que se cocina lenta e inevitable, en el helado y enrarecido aire del frigorífico y del conurbano.
En la tradición cinematográfica de los explotadores y de los explotados en la que el cine argentino ha recorrido con el coraje y el talento cinematográfico de sus referentes como Las Aguas Bajan Turbias de Hugo del Carril o Prisioneros de la Tierra, de Mario Soffici, aquí tenemos en los costados de la civilización, en los expulsados del interior a los barrios de casas bajas y vidas en el cuarto del fondo, las mismas escenas replicadas de esclavitud y espanto.
Están en el film los patrones que entrenan, endeudan, estafan y hostigan al manso trabajador que no tiene ni puede conseguir la oportunidad de una salida. Y está la indiferencia estatal y la ceguera judicial y los síntomas de una situación social que se repite en la historia. Más cercana, quizás, en sus aspectos formales y en la descripción de la caída del hombre del interior a El Bonaerense, de Pablo Trapero, hay en El Patrón, un cruda mirada a lo que comemos, al trabajo y al éxito comercial y a la despiadada ruta de la carne.
Con notables actuaciones y una formidable caracterización Joaquín Furriel, basada en una historia real del criminólogo Elías Neuman. Para hacer un programa y revisitar el corto Faena, de Humberto Ríos, antes de perder definitivamente el apetito sobre las achuras del domingo.


Roberto Camarra para www.rayoverde.com.ar



No hay comentarios:

Publicar un comentario