Drama Música Cine Arte Fotografía

Drama Música Cine Arte Fotografía
Rayo Verde Radio Rayo Verde Página Rayo Verde Blog

25 dic. 2014

Horacio Ferrer, uno de los grandes poetas del tango. (1933-2014)

El poeta Horacio Ferrer, creador de "Chiquilín de Bachín", grabada entre otras interpretaciones por la genial del cantante Roberto Goyeneche y de "Balada para un Loco", en la voz de Amelita Baltar, falleció en Buenos Aires. Creador de los textos más modernos del tango en companía de Astor Piazzolla, Ferrer era un erudito del tango y periodista, además de poeta.


CHIQUILÍN DE BACHÍN

Horacio Ferrer y Astor Piazzolla (1969 - CBS)



Por las noches, caras sucias
de angelito con bluyín,
vende rosas en las mesas
del boliche de Bachín.

Si la luna brilla
sobre la parilla,
come luna y pan de hollín.

Cada día en su tristeza
que no quiere amanecer,
lo madruga un seis de enero
con la estrella del revés,
y tres reyes gatos
roban sus zapatos,
uno izquierdo y el otro ¡también!

Chiquilín,
dame un ramo de voz,
así salgo a vender
mis vergüenzas en flor,
baleame con tres rosas
que duelan a cuenta
del hambre que no te entendí,
Chiquilín.

Cuando el sol pone a los pibes
delantales de aprender,
él aprende cuánto cero
le quedaba por saber.
Y a su madre mira,
yira que te yira,
pero no la quiere ver.

Cada día, en la basura,
con un pan y un tallarín,
se fabrica un barrilete
para irse ¡y sigue aquí!
Es un hombre extraño,
niño de mil años,
que por dentro le enreda el piolín.

Chiquilín,
dame un ramo de voz,
así salgo a vender
mis vergüenzas en flor.
Baleame con tres rosas
que duelan a cuenta
del hambre que no te entendí,
Chiquilín




BALADA PARA UN LOCO

Horacio Ferrer y Astor Piazzolla (1969 - CBS)



Recitado

Las tardecitas de Buenos Aires tiene ese qué sé yo, ¿viste?
Salgo de casa por Arenales, lo de siempre en la calle y en vos,
cuando de repente, detrás de ese árbol, se aparece él,
mezcla rara de penúltimo linyera y de primer polizonte
en el viaje a Venus. Medio melón en la cabeza,
las rayas de la camisa pintadas en la piel,
dos medias suelas clavadas en los pies,
y una banderita de taxi libre en cada mano... Ja...ja...ja...ja...
Parece que sólo yo lo veo, porque él pasa entre la gente
y los maniquíes me guiñan, los semáforos me dan tres luces celestes
y las naranjas del frutero de la esquina me tiran azahares,
y así, medio bailando, medio volando,
se saca el melón, me saluda, me regala una banderita
y me dice adiós.

Cantado

Ya sé que estoy piantao, piantao, piantao,
no ves que va la luna rodando por Callao
y un coro de astronautas y niños con un vals
me baila alrededor...
Ya sé que estoy piantao, piantao, piantao,
yo miro a Buenos Aires del nido de un gorrión;
y a vos te vi tan triste; vení, volá, sentí,
el loco berretín que tengo para vos.
Loco, loco, loco, cuando anochezca en tu porteña soledad,
por la ribera de tu sábana vendré, con un poema
y un trombón, a desvelar tu corazón.
Loco, loco, loco, como un acróbata demente saltaré,
sobre el abismo de tu escote hasta sentir
que enloquecí tu corazón de libertad, ya vas a ver.

Recitado

Y así el loco me convida a andar
en su ilusión súper-sport,
y vamos a correr por las cornisas
con una golondrina por motor.
De Vieytes nos aplauden: Viva, viva...
los locos que inventaron el amor;
y un ángel y un soldado y una niña
nos dan un valsecito bailador.
Nos sale a saludar la gente linda
y el loco, pero tuyo, 
loco mío, qué sé yo, 
provoca campanarios con su risa
y al fin, me mira y canta a media voz:

Cantado

Queréme así, piantao, piantao, piantao...
trepáte a esta ternura de loco que hay en mí,
ponéte esta peluca de alondra y volá, volá conmigo ya:
vení, queréme así piantao, piantao, piantao,
abríte los amores que vamos a intentar
la trágica locura total de revivir,
vení, volá, vení, tra...lala...lara...

Gritado

¡Viva! ¡Viva! ¡Viva!

¡Locos! ¡Locos! ¡Locos!
¡Loco él y loca yo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario