Drama Música Cine Arte Fotografía

Drama Música Cine Arte Fotografía
Rayo Verde Radio Rayo Verde Página Rayo Verde Blog

24 jul. 2012

EVITA. La dama de la esperanza. Un libro de Nora Iniesta.



EVITA
LA DAMA DE LA ESPERANZA

Con más de doscientas imágenes de obra de la artista plástica Nora Iniesta el libro reseña toda la iconografía de Eva perón realizada por la artista. 
Evita es siempre tratada en un contexto cotidiano, íntimo, austero. Alegórico y Patrio, con mirada desde su infancia, Iniesta recrea situaciones imaginarias donde Eva es su personaje central. 
Por caso, en la serie “Evita maestra recorre el país” ella, Eva, es representada sobre un soporte pizarrón  de pequeño formato a través de la técnica del collage, rodeada de paisajes tan diversos como Ushuaia, Córdoba, Santa Fe o la Quiaca. 
El niño argentino, la niña argentina, El deseo, Evita evocación, son obras donde la interpretación hace de ellas un exponente contundente de nuestro propio país, de nuestra propia idiosincrasia. 
Acompaña las imágenes del libro un solo texto de Antonio Cafiero, “La dama de la esperanza”, el que le da el título al mismo. El libro fue presentado recientemente en el Museo Evita de esta Capital.  
En el marco de los 60 años del fallecimiento de Eva Duarte, el 16 de agosto será presentado en el Museo Provincial de Bellas Artes de Salta y el 6 de septiembre en la Embajada Argentina en París.  


Título: Evita. La dama de la esperanza
Editorial: Del nuevo extremo
Páginas: 198
isbn: 978-987-609-292-0

Prólogo
Por Antonio Cafiero
La dama de la Esperanza.
Sin Evita, el peronismo no sería fácil de explicar. A casi cincuenta y ocho años de su muerte, todos seguimos reconociendo que en ella y desde ella, el movimiento liderado por Juan Perón expresó sus “sagradas rebeldías” ante las injusticias y reivindicaciones vitales del pueblo trabajador, a cuyos integrantes ella llamaba “mis descamisados” o “mis queridos grasitas”, desde un amor sin fronteras.

Evita fue la pasión y la sensibilidad pero también las ideas y la racionalidad de transformaciones profundas que el peronismo produjo en nuestra sociedad. La ampliación de la participación política, con la consagración del sufragio femenino y la consiguiente profundización de la democracia argentina fue una de sus mejores banderas, que generaciones posteriores, como ella quería llevaron a la victoria no ya de una causa partidaria, sino de una causa de todas y cada una de las mujeres de esta tierra.

Tuve el privilegio de conocerla y de tratarla. Recuerdo la primera vez que la tuve enfrente. Fue el 3 de febrero de 1947 en el Concejo deliberante. Donde ella ocupaba una oficina para atender a quien tuviera una necesidad. Los universitarios peronistas fuimos a plantearle la nuestra: queríamos llevar la revolución justicialista a los claustros. Ella supo escucharnos cuando no era fácil hacerlo, ya que en el ámbito de la universidad y el peronismo y Perón eran una mala palabra y nadie quería librar ese combate.

Todavía hoy recuerdo sus ojos centelleantes, mirando fijamente al auditorio y cerrando el encuentro con un mensaje que tranquilizó nuestra ansiedad: “…las palabras que acaba de decir el Compañero Cafiero estarán de inmediato en conocimiento del general Perón”. Y así fue.

Ese día la llamé “la dama de la esperanza”, porque ella irradiaba eso: la sensación de que el tiempo que vivíamos era un ancho espacio de caminos a recorrer y de promesas a cumplir. Por eso se me ocurre en esta evocación pensar qué difícil hubiera sido el peronismo sin ella, sin su vigor espiritual, sin sus cóleras homéricas ante las arbitrariedades de un sistema político que obturaba el ascenso de los nuevos actores sociales expresados en los trabajadores organizados sin su capacidad de mediar y de acercar al pueblo a los más altos niveles de la decisión política.

A su alrededor, hoy prolifera una industria y se ha generado un mercado que no sabe de valores sino de precios. Por eso, con frecuencia, adultera la verdad histórica: ópera y película, libros y libelos. Palabras y voces. Sin embargo, son muy pocos quienes persisten en mirarla peyorativamente o desde el error histórico: un reconocimiento colectivo rodea su figura. Evita ya no nos pertenece sólo a los peronistas y esa es su mejor victoria.

Pero desde donde quiera que esté, seguro que antes que las reivindicaciones históricas predicadas desde la razón, ella prestará más atención a los improvisados santuarios de los hogares empobrecidos: allí todavía preside desde su retrato un tiempo que aún no ha llegado, pero que ella ha hecho posible sostener en la memoria colectiva de millones de argentinos; por eso sigue siendo “la dama de la esperanza”.

Felicito a la artista Nora Iniesta por la dedicación de su obra a la figura de Eva Perón.

Antonio Cafiero
Mayo de 2010

Nora Iniesta, nace en Bs As en 1950.
Artista argentina contemporánea cuya temática reside en la representación plástica de una iconografía ligada siempre a un solo lugar de pertenencia: la patria.
El mundo vivido en su infancia, la escuela, los actos, los próceres de papel, la historia, la bandera, los delantales blancos, el lenguaje escrito, quedarán para siempre registrados en su memoria.
Iniesta se expresa a través de materiales simples, elementos de uso cotidiano son utilizados y revalorizados  en sus obras.
Vinculada al diseño gráfico, la objetística, la moda y la comunicación, interviene con sus obras espacios urbanos, comerciales y domésticos. Expuso en muestras individuales y colectivas en Argentina y en el exterior. Participó en Bienales y en prestigiosos Premios de Arte.
Realiza sus estudios artísticos en la Escuela Nacional de Bellas Artes Manuel Belgrano y en la Escuela Nacional de Artes Visuales Prilidiano Pueyrredón. Se especializa en técnicas de grabado en la Slade School of  Fine Arts, University Collage London. Inglaterra.
En los años 1975/76 realiza viajes de estudios al exterior, visitando diversos países de Europa. En el año 1980 con la obtención en Buenos Aires del Premio Georges Braque, es becada por el Gobierno Francés y reside en Francia hasta 1983, año en que regresa a la Argentina. Ese mismo año 1980 es elegida para representar a la Argentina en la XI Bienal de Jóvenes llevada a cabo en el Museo de Arte Moderno de la Ville, París. Desde entonces viaja periódicamente a Estados Unidos, América Latina  y Europa, a fin de estar actualizada en Materia Artística, Diseño, Imagen y Moda.
En el año 2002 viaja a Corea invitada por la Asociación de Artistas Siglo 21, en conmemoración del Flag Art Festival. El mismo año es seleccionada por el crítico francés Pierre Restany para participar en la versión Open 2002, Imaginario Femenino llevada a cabo durante el Festival de Cine de Venecia, con la participación de cuarenta y tres artistas mujeres de todo el mundo, instalaciones y esculturas expuestas al aire libre en el Lido.
Cancilleria Argentina, capítulo Mujer le encarga el armado estético y visual in situ, de su stand, como artista plástica argentina para el encuentro de mujeres Hispano-Americanas realizado en Almería, Sevilla, España. En el año 2004 obtiene la beca  del Programa Internacional de Intercambio de Artistas, Técnicos y Profesionales de la Cultura, Dirección Nacional de Política Cultural y Cooperación Internacional, Secretaría de Cultura de la Nación, Casa de Artistas de Samaipata, (Fundación Puerta Abierta),  Santa Cruz de la Sierra, Bolivia. Este mismo año participa como artista invitada por Argentina de la Bienal de Arte Contemporáneo II CONART 2004, llevada a cabo en la ciudad de Cochabamba, Bolivia. En el año 2005 es una de las artistas invitadas a tomar parte de la muestra  de arte contemporáneo: Cien artistas para un Museo 2005, organizado por la Municipalidad de Casoria y la Asociación del Centro de Arte Contemporáneo Internacional de Nápoli, en el Museo de Arte Contemporáneo Internacional de Casoria. En el año 2006 es invitada por el Yu Shun Art Museum y la Harbin Normal University,  a participar del  China Harbin Internacional Art Forum 2006, Harbin, China. En el año 2009 viaja a Corea nuevamente invitada por la Asociación de Artistas siglo 21, en el marco del 17th Seoul Internacional Art Festival para exponer sus obras en el Chosunilbo Museum de la ciudad de Seoul, participando además del coloquio que, de modo simultáneo se llevó a cabo en la sede del mismo.
En el año 2010 viaja a París invitada por l’Observatoire de l’Argentine Contemporaine
a dar una conferencia en el marco de la Conmemoración del Bicentenario de la Independencia Argentina, sobre la Pintura Argentina en el proceso de la Independencia y su desarrollo desde 1800 al hoy, Maison de l’Amerique Latine, París, Francia. Este mismo año 2010 participa de la 17º Bienal de Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, en el marco del Bicentenario de este país. Del mismo modo es invitada a participar del Open 2010, en su versión número XIII, instalaciones y esculturas expuestas al aire libre en el Lido, llevada a cabo durante el festival de Cine de Venecia. En el año 2012 viaja a Portofino, a inaugurar su escultura Colibrí en el Museo del Parco, Centro Internazionale di Scultura all aperto di Portofino, Portofino, Italia, la que es incorporada a su colección. En Buenos Aires, este mismo año 2012 presenta su libro Evita, la dama de la esperanza, en el que se reseña toda su obra temática realizada en los últimos años, y con posteridad se presenta en París en la Embajada Argentina. Nuevamente es invitada a participar del Open 2012, en su versión número XV, instalaciones y esculturas expuestas al aire libre en el Lido, llevada a cabo durante el festival de Cine de Venecia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario