Drama Música Cine Arte Fotografía

Drama Música Cine Arte Fotografía
Rayo Verde Radio Rayo Verde Página Rayo Verde Blog

10 may. 2012

UMF

Me contaron que los organizadores del UMF pensaron que iba a ir taaaanta gente que pidieron por todos lados cajeras y bartenders para la mágica noche. Me contaron  que les prometieron a las cajeras  y bartenders un sueldo de 350$ y 300$ (respectivamente) por trabajar 15 horas. 


Me contaron que los hicieron vestir a todos los que trabajaban de negro, bien uniformados y los hicieron ir bien lejos, a un lugar (Ciudad Deportiva) que seguamente había tenido un pasado glorioso, pero de lo que ahora sólo quedaron ruinas. Estructuras de basquet sin los aros, un edificio en el medio con forma de hongo, una ex confitería... en su época de brillo era algo asi...



Claro que en su momento y tras las denuncias de desfalco, todo este negocio siguió con la inoperancia de la dictadura, los negociados menemistas, etc, y lo que queda efectivamente ahora es algo asi...




Y me contaron que este fue el escenario para un festival de música electrónica en donde los trabajadores terminaron pasando 20 horas encerrados en ese predio cuasi secuestrados (me contaron que los tuvieron esperando desde las 14 hs hasta las 18 abajo del sol)


Pero qué era lo que esperaban? esperaban indicaciones y la "vianda" prometida. Me contaron que la vianda para las 20 hs de trabajo fue algo asi:


Me contaron que les retuvieron los DNI hasta las 9 de la mañana, que los maltrataron, incluso que algún patovica golpeó más de uno, también a mujeres. Pero el público parecía contento, de lejos, todas mujeres bellas, que ofrecían su cuerpo al compás del volumen bajo de los recitales, me contaron que en realidad era gente triste, drogada, que pagaba 30$ el agua mineral y no les parecía raro. Me contaron que ese mismo público gritaba "que se vayan los negros cabeza" cuando algunas personas de la villa aledaña se metían en un predio que les pertenece más a ellos que a la gente  de la UMF.


También me contaron que sólo toleraron todo porque estaban acompañados, me contaron que esos mismos trabajadores sonreían cuando se reconocían, me contaron que toleraron gracias a la solidaridad y el respeto con el que se formaron.


Claro que son habladurías, son solo cosas que me contaron.

Belén de Sárraga

No hay comentarios:

Publicar un comentario