Drama Música Cine Arte Fotografía

Drama Música Cine Arte Fotografía
Rayo Verde Radio Rayo Verde Página Rayo Verde Blog

1 ago. 2018

UNA PASTELERÍA EN TOKIO. Un film de NAOMI KAWASE, Estreno exclusivo del CINE COSMOS UBA el 9 DE AGOSTO




El 9 de agosto, la distribuidora 996films estrena en exclusiva en el Cine Cosmos UBA Una pastelería en Tokio, dirigida por Naomi Kawase. El film fue seleccionado como película de apertura en la sección Un certain regard en el Festival de Cannes, y también formó parte de la selección oficial de festivales como Toronto, Melbourne, Chicago y Seminci. En este film de ficción, la galardonada directora japonesa cuenta, con la sensibilidad que la caracteriza, la historia de encuentro de dos personas muy distintas que no se rinden ante los obstáculos de sus vidas. El hecho de conocerse, de encontrarse en una pastelería, les otorga un sentido más profundo de la vida. 


Sentarō tiene una pequeña pastelería en Tokio en la que sirve dorayakis (pastelitos rellenos de una salsa llamada "an"). Cuando una simpática anciana se ofrece a ayudarle, él accede de mala gana, pero ella le demuestra que tiene un don especial para hacer "an". Gracias a su receta secreta, el pequeño negocio comienza a prosperar. Con el paso del tiempo, Sentarō y la anciana abrirán sus corazones para confiarse sus viejas heridas.

Sinopsis 
La película se centra en Sentarō, un hombre de mediana edad que dirige una pequeña tienda de dorayakis frecuentado por gente local y los alumnos de secundaria. Cuando pone un aviso diciendo que está buscando un compañero de trabajo, aparece Tokue, una señora de setenta y tantos años que dice que siempre había querido trabajar en una tienda de dorayakis. Sentarō rechaza inicialmente su solicitud, con miedo de que la empresa resultara demasiado para la anciana, que para más señas tiene las manos algo deformes. Sin embargo, cuando prueba la pasta de porotos de Tokue, decide contratarla, porque su sabor y textura eran muy superiores a la de la pasta de soja preparada en fábrica que hasta la fecha Sentarō había estado utilizando.
El negocio comienza a crecer, y muy pronto también Tokue empieza a servir a los clientes y empacar los dorayakis. Cuando esto sucede los clientes se dan cuenta de que la anciana tiene deformidades en las manos, y que fueron causadas por la lepra. Sentarō se ve obligado a despedir a Tokue. Wakana, una niña de la escuela, clienta habitual, sugiere a Sentarō visitar a Tokue en el sanatorio donde ella y otros pacientes habían tenido que permanecer hasta la derogación en 1996 de la Ley de Prevención de la Lepra de 1953. Él se siente culpable, ya que no fue capaz de proteger a Tokue contra los prejuicios de sus clientes, pero ella le asegura que está muy agradecida por el tiempo que se le permitió estar en la tienda.
Cuando meses después muere Tokue, lega a Sentarō sus enseres para fabricar pasta de porotos, así como un casete con una grabación para que él y Wakana la escucharan. En la grabación, Tokue sostiene que el valor de una persona no recae en su carrera, sino simplemente en su ser, y que la felicidad está en recibir las experiencias sensoriales del mundo que nos rodea.
Sentarō parece ser un hombre abrumado por su pasado. Se lo revela a Tokue en una carta que le envía cuando ella ya no trabaja en la tienda: una vez hirió de gravedad a un hombre en una pelea en un bar, de la que aún se arrepiente. Debido a ello, fue condenado a prisión y a pagar una sustanciosa indemnización a la víctima. Sentarō se encuentra atado a la tienda de dorayakis, que no es suya, sino de un financista usurero que le prestó el dinero para poder hacer frente a la indemnización. Él aún no ha podido devolver el dinero, sin embargo, la aventura vivida gracias a la anciana lo ha cambiado para siempre. 



ALGUNOS FESTIVALES 

2015 – Festival de Cannes – Un certain Regard – Film de apertura
2015 – Toronto Film Festival TIFF – World Contemporary Films
2015 - Melbourne International Film Festival - Selección oficial
2015 - Chicago International Film Festival – Selección oficial
2015 – Seminci – Festival Internacional de Cine de Valladolid - Selección oficial

Ficha técnica
UNA PASTELERÍA EN TOKIO (Sweet Beans, An) (Japón, Francia, Alemania, 2015, 113 min)
Calificación ATP / Distribuidor 996films
Director Naomi Kawase / Guión Naomi Kawase sobre una novela de Durian Sukegawa / Productores Koichiro Fukushima, Yoshito Ohyama, Masa Sawada / Director de Fotografía Shigeki Akiyama / Música David Hadjadj / Montaje Tina Baz / Director de Arte Kyôko Heya / VestuarioMiwako Kobayashi / Asistente de Dirección Miho Hojo, Katsurafutoshi Kumano / Dirección de sonido Roman Dymny / Elenco Kirin Kiki (Tokue), Masatoshi Nagase (Sentaro), Kyara Uchida (Wakana), Etsuko Ichihara (Yoshiko), Miyoko Asada, Miki Mizuno, Saki Takahashi.

Biografía Naomi Kawase
Naomi Kawase nació en Nara, Japón, y se graduó de la universidad de artes visuales de Osaka en 1989. Sus películas Embracing (1992) y Katatsumori (1994) tuvieron una gran recepción internacional y fueron recompensadas en el Festival del documental de Yamagata en 1995. En 1997, se convirtió en la ganadora de la Caméra d’or más joven, que recibió por su primer largometraje,Suzaku, presentado en la Quincena de los directores del Festival de Cannes. En 2000, Hotaru recibió los premios FIPRESCI y CICAE en el Festival de Locarno. Los cuatro largometrajes que realizó después fueron seleccionados en Competición en el Festival de Cannes: Shara, en 2003, El bosque del luto(Mogari no mori), Grand Prix en 2007), Hanezu no tsuki (Hanezu), en 2011), y Aguas tranquilas(Futatsume no mado), en 2014. Una pastelería en Tokio (An) fue la película de apertura de Un Certain Regard 2015. Su obra documental también ha sido aclamada; recibió la Carrosse d’or en la Quincena de los directores (2009) y fue distinguida como Caballero de la Orden de las Artes y las Letras de Francia (2015). Fue miembro del Jurado del 66° Festival de Cannes, presidido por Steven Spielberg. En toda Europa se han organizado retrospectivas sobre su obra, por ejemplo en el Jeu de Paume en París (2002). En 2010, creó el Festival Internacional de Cine de Nara, que se dedica a promocionar la creatividad de los cineastas jóvenes. En 2017 estrenó su film Hacia la luz (Hikari). 

FILMOGRAFÍA SELECCIONADA

Largometrajes de ficción

1996 : Suzaku (Moe no suzaku)
2000 : Luciérnaga (Hotaru)
2003 : Shara (Sharasojyu)
2007 : El bosque del duelo / El secreto del bosque (Mogari No Mori)
2008 : Nanayomachi 
2010 : Genpin | La mujer misteriosa
2011 : Hanezu, el espíritu de las montañas (Hanezu no tsuki)
2011 : 60 Seconds of Solitude in Year Zero (segmento de un minuto del film colectivo)
2014 : Aguas tranquilas|Still the Water (Futatsume no mado)
2015 : Una pastelería en Tokio (An)
2017 : Hacia la luz (Hikari)

Documentales
1992 : En sus brazos (Ni tsutsumarete), mediometraje
1993 : Luna blanca (Shiori tsuki), mediometraje
1994 : Caracol (Katatsumori), mediometraje
1995 : ¿Haz visto el cielo? (Ten, mitake), cortometraje
1996 : Este mundo (Arawashi yo o Utsishiyo) co-realizado con Hirokazu Kore-Eda
1998 : El bosque (Somaudo monogatari)
1999 : Caleidoscopio (Mangekyo)
2001 : En el silencio del mundo (Kya ka ra ba a), mediometraje
2002 : La Danza de los recuerdos (Tsuioku no dansu)
2004 : Sombra (Shadow, Kage-Shadow)
2006 : Nacimiento y maternidad (Tarachime)

MOTIVACION DE LA DIRECTORA
Los cerezos florecidos nos recuerdan a la muerte. No conozco ningún otro árbol cuyas flores florezcan de una manera tan espectacular, sólo para que sus pétalos se dispersen de repente. ¿Es este el motivo de nuestra fascinación por el florecimiento de los cerezos? ¿Es por eso que estamos obligados a ver un reflejo de nuestras propias vidas en ellos? Sentaro, Tokue y Wakana se encuentran cuando los cerezos están en plena floración. Las trayectorias de estas tres personas son muy diferentes. Y sin embargo, sus almas cruzan caminos y se encuentran en los mismos paisajes. Nuestra sociedad no siempre está predispuesta a dejar que nuestros sueños se hagan realidad. A veces, se traga nuestras esperanzas. Después de enterarnos que Tokue está infectada con lepra, la historia nos lleva a una aventura por la esencia misma de lo que nos hace humanos. Como directora, tengo el honor y el placer de explorar diferentes vidas a través del cine, como en el caso de esta película. Al develar la compleja mecánica de esta sociedad, espero fomentar una comprensión de la esencia misma de la existencia. 
Una pastelería en Tokio es el encuentro de dos almas que se unen para enfrentar los obstáculos de la vida. ¿Cuántas veces debemos ser derribados antes de que podamos llegar al paraíso? A veces un silencio impenetrable nos envuelve. Y sin embargo, la alegría resultante del compromiso y la conexión con el mundo nos permite apreciar mejor sus cambios y evolución.
A través de esta película, por lo tanto, deseo revelar y subrayar la alegría que podemos sentir en estos momentos precisos. A lo largo de nuestras vidas, hay momentos en que podemos encontrarnos llenos de arrepentimiento y desesperación, y sentir ganas de rendirnos. A pesar de esto, o tal vez incluso debido a esto, no obstante somos capaces de mantener nuestras esperanzas y de continuar teniendo fe en el futuro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario